En los últimos años, se ha producido un gran adelanto en la detección precoz del Trastorno del Espectro Autista (TEA), y existen varias investigaciones que sitúan la detección de estas señales tan precozmente como el primer año de vida.

En el Centro de Formación e Investigación de CARRILET, existe un equipo de trabajo multidisciplinar para profundizar en la detección de las señales de alarma del TEA y la intervención durante la primera infancia. Colaboran en este proyecto, profesionales de Centros de Desarrollo Infantil y Atención Precoz (CDIAPs) y de un Equipo de Atención Primaria.

A lo largo de este tiempo, se han realizado varios estudios de investigación que han dado lugar a acciones de formación y sensibilización dirigidas a profesionales y en la publicación de varios artículos científicos.

Nos complace compartir con vosotros un díptico informativo de señales de alarma de TEA durante el primer año de vida. Esto ha estado posible gracias al apoyo económico del Ayuntamiento de Barcelona.

¡Esperamos que sea de vuestro interés!